Contáctanos

Kazajistán

El éxito económico de Kazajstán: un viaje de transformación y crecimiento

COMPARTIR:

Publicado

on

Kazajstán, el país sin litoral más grande del mundo y un actor clave en Asia Central, ha logrado avances notables en su desarrollo económico durante las últimas tres décadas. Desde los primeros años de independencia tras el colapso de la Unión Soviética hasta su estatus actual como mercado emergente, la historia de éxito económico de Kazajstán se caracteriza por reformas estratégicas, esfuerzos de diversificación y un compromiso con el crecimiento sostenible. Este artículo explora los factores clave detrás de los logros económicos de Kazajstán y los esfuerzos en curso para garantizar su prosperidad futura.

Contexto histórico y desafíos iniciales

Tras su independencia en 1991, Kazajstán enfrentó importantes desafíos económicos. La transición de una economía de planificación centralizada a un sistema basado en el mercado estuvo plagada de dificultades, incluidas la inflación, el desempleo y la necesidad de establecer nuevas instituciones económicas. Sin embargo, el país rápidamente se embarcó en una serie de reformas destinadas a estabilizar la economía y sentar las bases para un crecimiento a largo plazo.

Reformas estratégicas y liberalización del mercado

Bajo el liderazgo de su primer presidente, Nursultan Nazarbayev, Kazajstán implementó un programa integral de reformas económicas. Entre ellas figuraban la privatización de empresas estatales, la liberalización del comercio y la introducción de un marco jurídico propicio para las actividades empresariales. El gobierno también se centró en atraer inversión extranjera directa (IED) para impulsar varios sectores de la economía.

Uno de los primeros éxitos más importantes fue la atracción de una importante inversión extranjera directa en el sector del petróleo y el gas del país. Kazajstán, con sus vastas reservas de hidrocarburos, se convirtió en un actor importante en el mercado energético mundial. Las asociaciones con compañías petroleras internacionales facilitaron el desarrollo de campos petroleros clave como Tengiz y Kashagan, impulsando el crecimiento económico y generando importantes ingresos.

Diversificación Económica y Política Industrial

Al reconocer los riesgos asociados con la excesiva dependencia de las exportaciones de petróleo y gas, Kazajstán ha realizado esfuerzos concertados para diversificar su economía. El gobierno ha lanzado varias iniciativas destinadas a desarrollar industrias no extractivas y reducir la dependencia de los recursos naturales.

Desarrollo de los sectores no petroleros

La política económica “Nurly Zhol” (Camino Brillante) de Kazajstán, introducida en 2014, se centra en el desarrollo de infraestructura, la industrialización y la mejora de la conectividad. Este programa ha generado importantes inversiones en proyectos de transporte, logística e infraestructura, mejorando la conectividad nacional y regional y fomentando la integración económica.

Anuncio

La “Estrategia Kazajstán 2050” describe objetivos a largo plazo para la diversificación y modernización económica. Las áreas clave de enfoque incluyen la agricultura, la manufactura y las tecnologías digitales. Los esfuerzos por desarrollar el sector agrícola han dado lugar a un aumento de la productividad y las exportaciones, lo que convierte a Kazajstán en un actor clave en el mercado mundial de cereales. Mientras tanto, la promoción de conglomerados industriales y manufactureros ha estimulado el crecimiento de industrias como la de maquinaria, productos químicos y metalurgia.

 Transformación Digital

La iniciativa “Kazajstán Digital”, lanzada en 2017, tiene como objetivo impulsar la transformación digital del país y fomentar una economía basada en el conocimiento. El programa se centra en mejorar la infraestructura digital, fomentar la innovación y mejorar la alfabetización digital. Como resultado, Kazajstán ha experimentado un crecimiento significativo en su sector tecnológico, con el surgimiento de nuevas empresas y una mayor adopción de tecnologías digitales en diversas industrias.

Reformas del sector financiero y clima de inversión

Kazajstán ha emprendido importantes reformas para fortalecer su sector financiero y mejorar el clima general de inversión. La creación del Centro Financiero Internacional de Astaná (AIFC) en 2018 marcó un hito importante en este sentido. La AIFC, con su propio sistema legal basado en el derecho consuetudinario inglés, tiene como objetivo atraer inversores globales y posicionar a Kazajstán como un centro financiero regional.

Los esfuerzos para mejorar la transparencia, agilizar los procesos regulatorios y combatir la corrupción han contribuido a un entorno empresarial más favorable. Estas reformas han reforzado la confianza de los inversores y han llevado a un aumento de la IED en varios sectores además del petróleo y el gas.

Desarrollo Sostenible y Economía Verde

Kazajstán también ha sido proactivo al abordar los desafíos ambientales y promover el desarrollo sostenible. El país ha fijado objetivos ambiciosos para el desarrollo de energías renovables, con el objetivo de aumentar la proporción de energías renovables en su combinación energética. Las inversiones en proyectos eólicos, solares e hidroeléctricos son parte de la estrategia de Kazajstán para reducir su huella de carbono y hacer la transición hacia una economía más verde.

En 2013, Kazajstán lanzó el Concepto de Economía Verde, que describe un enfoque integral para el desarrollo sostenible. Esta iniciativa abarca medidas para mejorar la eficiencia de los recursos, promover tecnologías limpias y mejorar la protección ambiental. El compromiso de Kazajstán con la sostenibilidad se ejemplifica aún más con su participación activa en acuerdos e iniciativas internacionales sobre el clima.

El éxito económico de Kazajstán es testimonio de su visión estratégica, reformas sólidas y compromiso con la diversificación y la sostenibilidad. Desde superar los desafíos de la transición postsoviética hasta convertirse en un mercado dinámico y emergente, Kazajstán ha logrado avances impresionantes en su desarrollo económico. A medida que el país continúa navegando por las complejidades de la economía global, su enfoque en la modernización, la innovación y el crecimiento sostenible será crucial para garantizar la prosperidad y la resiliencia a largo plazo.

Comparte este artículo:

EU Reporter publica artículos de una variedad de fuentes externas que expresan una amplia gama de puntos de vista. Las posiciones adoptadas en estos artículos no son necesariamente las de EU Reporter.

Tendencias