Contáctanos

Francia

¿Por qué Francia intenta hacerle el juego a Rusia?

COMPARTIR:

Publicado

on

Francia está comenzando a suministrar armas a Armenia. Inicialmente, implica la entrega de 50 vehículos blindados, pero en el futuro, también son posibles las entregas de los sistemas de misiles tierra-aire franceses Mistral, escribe James Wilson.

Esta información ha sido publicada por varios israelí y los medios de comunicación europeos y más tarde fue confirmado por la declaración de un tal Rachya Arzumanyan, un ex alto funcionario de la administración separatista en el enclave armenio de Karabaj, situado en el territorio ocupado de Azerbaiyán. Arzumanyan, hablando con el canal armenio 1inTV, afirmó que “se producirán cambios significativos en la esfera militar en Armenia en los próximos dos meses”. También agregó: "Todavía no puedo hablar abiertamente de eso... Tenemos que olvidarnos de la cooperación con Rusia en la esfera militar... No tenemos tiempo para hablar y esperar".

Anteriormente, varios medios ucranianos y el canal de televisión estatal de Moldavia informaron sobre el próximo suministro de armas francesas a Armenia, enfatizando que "los rusos podrían utilizar el equipo militar occidental suministrado a Ereván para contrarrestar la contraofensiva de las Fuerzas Armadas de Ucrania. Esto es evidente, considerando la estrecha cooperación militar entre Ereván y Moscú".

Al comentar sobre los informes de la televisión estatal de Moldavia sobre el suministro de armas francesas a Armenia, el experto militar ucraniano Roman Svitan declaró: "Si Francia lleva a cabo tales entregas, le está haciendo el juego a Rusia".

Kiev ha temido todo el tiempo que los rusos puedan utilizar el equipo militar occidental, entregado a Armenia. Es por eso que los servicios de inteligencia ucranianos han supervisado activamente los desarrollos dentro de la zona de conflicto entre Armenia y Azerbaiyán desde mediados de 2022. Sus preocupaciones se derivan principalmente del entendimiento de que dicho equipo puede ser modificado mediante ingeniería inversa para mejorar las capacidades rusas para contrarrestar el mismo armamento suministrado por Occidente para apoyar la contraofensiva de Ucrania contra la invasión de Rusia.

La probabilidad de este resultado es muy alta, considerando la estrecha colaboración militar entre Ereván y Moscú. Después de todo, Armenia incluso permitió que se establecieran dos bases militares rusas dentro del territorio armenio.

Obviamente, los rusos siguen con entusiasmo cualquier desarrollo en la cooperación militar directa entre Francia y Armenia. La asociación en sí se anunció durante una visita del ministro de Defensa de Armenia, Suren Papikyan, a París en septiembre de 2022. Varias fuentes, incluido el medio analítico estadounidense sobre seguridad internacional, Global Security Review, escribieron sobre el suministro de armas: “La retórica pro-armenia de El presidente [francés] [Emmanuel] Macron podría conducir a un acuerdo sobre defensa aérea”. Este mayo, outlet ruso REX informó que la ayuda militar que Francia planea suministrar a Armenia “en la etapa inicial incluye armas letales”.

Anuncio

A raíz de las discusiones sobre la ayuda militar francesa a Armenia, los principales medios de comunicación occidentales como The New York Times publicó varios artículos sobre el papel que juega Armenia en ayudar e instigar a Rusia a eludir las sanciones, incluidas las exportaciones secretas de chips y microcircuitos para sus militares, además de servir como un centro de transbordo para las armas iraníes enviadas a Moscú.

Esas armas iraníes, especialmente los drones, ya están siendo muy utilizados por Rusia en Ucrania, pero también se usaron los mismos drones durante los enfrentamientos en abril y mayo entre las fuerzas armadas de Azerbaiyán y Armenia. 

También existe una probabilidad significativa de que el armamento francés pueda llegar a estar en posesión de las fuerzas iraníes. Dada la historia de Irán de emplear técnicas de ingeniería inversa, esta estrategia presenta una oportunidad para que los fabricantes de armas iraníes actualicen y mejoren su propio arsenal. Dichos avances podrían luego canalizarse hacia las armas exportadas a varias organizaciones terroristas, que buscan activamente perturbar la estabilidad en el Medio Oriente.

El momento de las entregas de armas de Francia a Ereván, coincidiendo con las próximas elecciones presidenciales en Turquía, es bastante importante. Durante los últimos tres años, Erdogan se ha presentado constantemente como un contrapeso a Macron, particularmente en lo que respecta a los desarrollos en el Mediterráneo Oriental y el Cáucaso Sur. Esta rivalidad entre los dos líderes se amplificó notablemente tras la victoria de Azerbaiyán, con el respaldo de Turquía e Israel, en la Segunda Guerra de Karabaj en 2020.

Además de eso, las entregas de armas de Francia a Armenia pusieron a Francia en curso de colisión con Israel, para quien Azerbaiyán es un socio estratégico cercano. Israel es también uno de los principales proveedores de armas para las fuerzas de defensa de Bakú.

El destacado experto israelí Ron Ben Ishay ha emitió una advertencia sobre la mayor amenaza que representa la modernización y mejora de las municiones iraníes. Afirma que la utilización de armamento ruso en Ucrania contribuirá inevitablemente a mejorar las capacidades iraníes, intensificando así el peligro para todas las potencias que actualmente se oponen a las actividades militares agresivas de Irán. Este desarrollo, en particular, incluye a Israel.

Si Erdogan enfrenta una derrota electoral en Turquía, Israel podría emerger como el único aliado estratégico para Bakú, que constantemente enfrenta amenazas de Teherán. Este cambio en el panorama político podría tener implicaciones significativas, remodelando la dinámica de las alianzas regionales en el panorama geopolítico en curso.

Comparte este artículo:

EU Reporter publica artículos de una variedad de fuentes externas que expresan una amplia gama de puntos de vista. Las posiciones adoptadas en estos artículos no son necesariamente las de EU Reporter.

Tendencias