Contáctenos

Justicia y Asuntos de Interior

Es hora de que el error judicial en curso en Seychelles llegue a su fin

COMPARTIR:

Publicado

on

Usamos su registro para proporcionar contenido en las formas en que usted ha dado su consentimiento y para mejorar nuestra comprensión de usted. Puede darse de baja en cualquier momento.

La Asamblea Nacional de las Seychelles presentó el 6 de mayo su octava pieza de legislación este año. De acuerdo con la legislación propuesta, que se votará esta semana, “El objeto de este proyecto de ley es aclarar las facultades de la Comisión Anticorrupción… así como los delitos de lavado de dinero cometidos antes de la promulgación de la Ley Antilavado de Dinero y Ley contra la Financiación del Terrorismo”. Aunque aparentemente es una pieza importante de la legislación, como ocurre con la mayoría de las cosas, el contexto convenientemente evitado es aún más importante, escribe Jessica Reed.

El mismo día en que se propuso esta legislación, el gobierno de las Seychelles dio el importante paso de la liberación de algunos de los detenidos en relación con el mayor caso de corrupción que ha conocido el país. Él case proviene de USD 50 millones donados por los Emiratos Árabes Unidos a las Seychelles en 2002, y por el cual ahora 9 personas han sido arrestadas y retenidas durante la mayor parte de medio año acusadas de robar cantidades no contabilizadas. Todo esto sin que se les impongan cargos concretos en 7 meses de detención y facilitados por una fianza que fue fijada inexcusablemente high o repetidamente negado.

Sin embargo, presenciar la liberación bajo fianza de algunos de los sospechosos, además de impulsar esta nueva legislación, nos ayuda a comprender las verdaderas intenciones del gobierno. Es evidente que la Ley contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo de 2020 es insuficiente para enjuiciar a los acusados. De acuerdo a Agencia de Noticias Seychelles, “Las enmiendas propuestas a la AMLFT permitirán a la ACCS investigar y enjuiciar los delitos de lavado de dinero cometidos antes de la promulgación de la ley”. Por lo tanto, la modificación de la ley busca crear las condiciones que permitan el enjuiciamiento después de que ya se haya cometido el presunto delito.

Conocido como ex post facto legislación, aunque tales leyes pueden ser aprobadas por el Parlamento, específicamente en países que siguen el sistema de gobierno de Westminster, esto casi nunca se implementa en base al principio legal muy básico de nulla crimen sine lege o "no hay crimen sin ley". De hecho, en casi todos los países democráticos que se rigen por los principios del estado de derecho, el acusado no puede ni debe enfrentar un proceso o castigo penal, excepto por un acto que fue tipificado como delito por la ley antes de que cometiera el acto en cuestión.

En todo caso, en casos como estos, los países suelen optar por aplicar el principio de lex mitior. El Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales de las Naciones Unidas liza una serie de tales casos en su sitio web, el principal siendo que si se ha reformado la ley relativa a los delitos cometidos por el acusado, se debe aplicar la ley menos severa. Evidentemente, este no es el principio que se está aplicando en el caso que nos ocupa, donde el gobierno y el poder judicial de Seychelles buscan en cambio enmendar una ley que no existía cuando los acusados ​​fueron arrestados, ni cuando se cometió el presunto delito.

En cambio, ya es hora de que el gobierno de Seychelles dirigido por Wavel Ramkalawan asuma la responsabilidad y emita una disculpa por el grave error judicial que ha estado ocurriendo a lo largo de los últimos seis meses. Apenas la semana pasada, el mundo vio con asombro cómo un general colombiano y otros nueve oficiales militares admitido públicamente a la realización de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. Hablando directamente a las familias, aceptaron la responsabilidad por lo que habían hecho y actualmente buscan la manera de enmendar sus acciones y permitir que el país avance.

Aunque en el caso de Seychelles no se cometió el asesinato, y los casos son muy diferentes, el gobierno ha destruido efectivamente la reputación, el sustento y las familias de 9 ciudadanos del país, algunos de los cuales ya fueron absueltos en una investigación anterior del gobierno. No se trata de acciones que deban quedar impunes y, a diferencia de la forma en que se está manejando el caso ahora, corresponderá a un tribunal de justicia verdaderamente imparcial determinar los daños y perjuicios a las víctimas de las acciones del gobierno. En cambio, el gobierno ha buscado formas de redoblar sus acciones al aprobar la ley discutida en la Asamblea Nacional y continuar deteniendo a algunos de los acusados ​​por terrorismo y posesión de armas igualmente cuestionables. cargos.

Anuncio

El bufete de abogados internacional, Kobre and Kim, que representa a algunos de los acusados, resumió esto bien al afirmar: “Después de casi seis meses, la ACCS admitió que carece de autoridad legal para procesar muchos de estos delitos y acordó pagar la fianza de todos los sospechosos en su enjuiciamiento histórico. A pesar de que la ACCS admitió que no tiene autoridad legal para haber acusado la mayor parte de su caso, el tribunal de primera instancia se negó a desestimar los cargos para que el gobierno pudiera aprobar nuevas leyes a favor de la ACCS. Este acto de extralimitación judicial destaca las preocupaciones que hemos planteado de que no existe una separación de poderes entre el Poder Judicial y el Gobierno. Mientras tanto, este juicio espectáculo motivado políticamente sigue careciendo de pruebas creíbles de irregularidades por parte de los acusados ​​y contiene una ausencia total del debido proceso. Las acciones de la ACCS son profundamente preocupantes y cuestionamos si se ajustan a los estándares básicos esperados en un país que dice observar el estado de derecho”.

Hasta la fecha, la comunidad internacional ha permanecido en silencio sobre este tema, a pesar de las leyes y convenciones internacionales que claramente están siendo violadas, incluida la Europea Convención sobre Derechos Humanos y el artículo 15 de la Internacional Pacto de Derechos Civiles y Políticos, que fue ratificado por Seychelles en 1992. A pesar de las buenas intenciones de dicha legislación, ¿de qué valen si los principios en los que se basan no se defienden cuando se violan?

Solo mediante la rendición pública de cuentas a los responsables se producirá un cambio efectivo. Como se vio con la reciente liberación por parte del gobierno de varios sospechosos bajo fianza, el caso en sí, incluso según los estándares establecidos por el sistema de justicia de Seychelles, se encuentra sobre una capa de hielo delgado. Es tarea de las organizaciones de derechos humanos, los legisladores internacionales en el Reino Unido y la UE que siguen de cerca los acontecimientos y aquellos apasionados por la defensa de la justicia tomar una posición firme contra el error judicial que se está produciendo actualmente en las Seychelles.    

Jessica Reed es editora política independiente y periodista a tiempo parcial con una licenciatura en Política y Relaciones Internacionales. Una ardiente activista de Dublín que cree en la libertad, feminista inquebrantable y vive según la creencia de "La ley al servicio de las necesidades humanas".

Comparte este artículo:

EU Reporter publica artículos de una variedad de fuentes externas que expresan una amplia gama de puntos de vista. Las posiciones adoptadas en estos artículos no son necesariamente las de EU Reporter.

Trending