#EAPM - El comité ENVI del Parlamento Europeo da un tratamiento positivo a la propuesta de la Comisión #HTA, pero ¿qué sigue?

| Septiembre 14, 2018

Han tardado 20 años en llegar hasta aquí, pero los ciudadanos europeos ahora se encuentran en el umbral de beneficiarse de una atención de la salud mejor y más eficiente. En 13 September en Estrasburgo, la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI) votó a favor de adoptar una serie de compromisos, superados en los últimos meses y semanas, con respecto a la propuesta de la Comisión Europea sobre acción conjunta en tecnología de la salud evaluación, o HTA, escribe Alianza Europea para la Medicina Personalizada (EAPM) Director Ejecutivo Denis Horgan.

Esto fue una solución a las fallas actuales en la forma en que los países de la UE evalúan las nuevas tecnologías de la salud. Y esta solución propuesta tiene como objetivo brindar atención médica innovadora más rápido a los pacientes y proteger los presupuestos de salud al eliminar el desperdicio.

Por supuesto, cada estado miembro desea hacer lo mejor que puede por sus ciudadanos, pero los defectos en los sistemas actuales para evaluar las nuevas tecnologías sanitarias han dejado a los ciudadanos de toda la UE afectados por una brecha de innovación en la atención médica. Y mientras cada estado miembro haga su propia evaluación individual de estas tecnologías, esa brecha no se cerrará fácilmente.

La propuesta fue necesaria debido a los grandes cambios que se han producido en la asistencia sanitaria en los últimos años y al nuevo énfasis en el costo. Durante décadas, el gasto en atención médica ha aumentado constantemente en el mundo desarrollado, en línea con la creciente prosperidad que permitió a muchos países continuar financiando una cobertura más amplia de los nuevos regímenes de diagnóstico y tratamiento que ofrecía la ciencia médica.

Pero tres factores han modificado radicalmente esa ecuación en los últimos diez años, otorgando un nuevo protagonismo a la evaluación del valor del tratamiento.

The most obvious new factor is the ageing of the population which has dramatically increased the burden on health and social security spending. The second factor is the slowdown in economies in much of the developed world – and particularly in Europe. The third factor is the tsunami of scientific, technological and medical progress in the current millennium.

So on the threshold of the European Parliament elections in May 2019, its appointed leaders, faced with numerous new and valuable but often costly, diagnostic and therapeutic options, are recognizing that new treatments are worth a lot, but are inevitably posing the question of just how much they are worth.

Todo el ejercicio HTA se encuentra en un punto crucial en Europa. Durante la última década, más o menos, la UE ha intentado desarrollar mecanismos de coordinación y apoyo HTA junto con los estados miembros a través del establecimiento, en 2006, de EUnetHTA.

Pero con más de las agencias nacionales y regionales de 50 HTA en los estados miembros, hay una gran fragmentación que conduce a la duplicación de esfuerzos, falta de estandarización y coordinación.

While joint work at EU level has been carried out, and its added value has been recognised, the uptake at national level has been variable. Controversy surrounds the EU Executive’s plans to make joint action mandatory and, while several member states (notably France and Germany) feel that the Commission has overstepped its competence, the Legal Affairs Committee backed its plans as lawful under the Treaties.

In the end, there more than 60 compromise amendments which the European Alliance for Personalised Medicine (EAPM) was actively engaged with as well as meeting with MEPs and the Alliance’s broad membership. A compromise on accurate evaluation of new health technologies itself going to depend on a number of factors. These are issues that we have conveyed.

Una es la información, y la información que es aceptada y confiable. Otro es un sistema acordado de criterios para analizar la información y evaluar las opciones, en la que confían todos los interesados. El corolario es que no se pueden encontrar soluciones, ninguna respuesta al desafío será satisfactoria, sin confianza: confianza en la información y confianza en los sistemas.

¿Qué tipo de mecanismos pueden hacer que sea más fácil establecer esa confianza? Parte de eso tiene que ser una mejor comprensión desde el comienzo de dónde viene cada uno de los distintos interesados. Por lo tanto, EAPM ha tenido, y tendrá, una serie de reuniones con sus miembros para discutir estos.

Ninguna respuesta simple va a funcionar. Los innovadores de las empresas privadas pueden querer obtener máximos beneficios, pero eso va en contra de lo que quieren los sistemas de salud (y los que pagan por ellos), que es la forma más económica de proporcionar atención médica para todos, y por lo tanto requiere opciones difíciles y presupuestos ajustados; y eso a su vez puede chocar con los deseos de muchos en el público en general, que favorecen el acceso a todas las innovaciones que pueden hacerles bien, independientemente del precio; y que incluso puede, in extremis, chocar con el deseo de los reguladores de una seguridad confiable cuando la cautela puede retrasar o impedir el acceso a una innovación prometedora.

Entonces, todos tendrán que hacer algunos compromisos, por lo tanto, tuvimos las enmiendas 60. La Comisión se comprometió en su comunicación «Modernización del mercado único: más oportunidades para las personas y las empresas» a presentar una iniciativa sobre HTA con vistas a mejorar el funcionamiento del mercado único de tecnologías de la salud, en particular para evitar la duplicación de esfuerzos para Estados miembros e industria.

Como siempre, ha habido arrugas para resolver, pero casi todos los compromisos discutidos bajo la supervisión de la eurodiputada socialista y demócrata Soledad Cabezón Ruiz fueron adoptados. Sin embargo, a pesar de lo que ocurre en el plenario del 1 de octubre, puede ser más difícil llegar a un acuerdo en el Consejo.

Cabezón Ruiz dijo: "Claramente hay un valor agregado para los pacientes y para los sistemas de salud pública en el establecimiento de un sistema a nivel de la UE. La salud es un derecho fundamental, y debemos hacer todo lo posible para que no prevalezca la lógica del mercado, por lo que pedimos a la Comisión que proponga un reglamento sobre evaluación de tecnologías sanitarias.

"En la última década", agregó, "el precio de los medicamentos contra el cáncer ha aumentado hasta 10 veces más que su efectividad como tratamientos .... Los estudios muestran que, según un promedio de cinco años de monitoreo, solo 14-15 % de los medicamentos mejora las tasas de supervivencia.

“In addition, a very high percentage of new medicinal products brought onto the European market offer no advantage over existing products”. “The need for more evidence on medical devices led 20 member states and Norway to introduce clinical assessment schemes, adopt guidelines and carry out public consultation procedures at an early stage. It is a shame that the EU is lagging behind,” she said.

Como se ha señalado, desde el lanzamiento de la propuesta en enero y las posteriores reuniones de EAPM, el tema de una mayor cooperación a escala de la UE en HTA ha visto una participación continua en el tema entre el EAPM y los miembros del Parlamento Europeo.

Esto continuará en el futuro. De hecho, EAPM organizará una reunión en Bruselas el 26 de septiembre para debatir en detalle las enmiendas y los compromisos con la propuesta. Mientras tanto, la Alianza está participando activamente con los ministros de salud estatales y los políticos europeos.

Etiquetas: , ,

Categoría: Una primera página, EU, Alianza Europea para la Medicina Personalizada, Artículo Destacado, La medicina personalizada