Contáctanos

China

Después del masivo simulacro de China, patrullas estadounidenses disputaron #SouthChinaSea

COMPARTIR:

Publicado

on

Usamos su registro para proporcionar contenido en las formas en que usted ha dado su consentimiento y para mejorar nuestra comprensión de usted. Puede darse de baja en cualquier momento.

In a span of 20 minutes, 20 F-18 fighter jets took off and landed on the USS Theodore Roosevelt aircraft carrier, in a powerful display of military precision and efficiency, escribe Karen Lema.

The nuclear-powered warship, leading a carrier strike group, was conducting what the US military called routine training in the disputed South China Sea earlier this week, headed for a port call in the Philippines, a defence treaty ally.

The United States is not alone in carrying out naval patrols in the strategic waterway, where Chinese, Japanese and some Southeast Asian navies operate, possibly increasing tensions and risking accidents at sea.

Anuncio

“We have seen Chinese ships around us,” Rear Admiral Steve Koehler, the strike group commander, told a small group of reporters on board the three-decade-old carrier.

“They are one of the navies that operate in the South China Sea but I would tell you that we have seen nothing but professional work out of the ships we have encountered.”

Navies in the western Pacific, including China and nine Southeast Asian countries, have been working on a code of unexpected encounters (CUES) at sea to avoid conflict.

The USS Theodore Roosevelt’s presence in the South China Sea comes days after China’s massive air and naval drills in the area, in what some analysts described as an unusually large display of Beijing’s growing naval might.

Anuncio

China’s growing military presence in the waters has fuelled concern in the West about Beijing’s end game.

The United States has criticised China’s apparent militarization of man-made islands and carried out regular air and naval patrols to assert its right to freedom of navigation in stretches of a sea China claims largely as its own.

“This transit in the South China Sea is nothing new in our planning cycle or in a reaction to that. It is probably by happenstance that all that is happening at the same time,” said Koehler, who gave a tour of the carrier to Philippine military officials and watched flight operations aboard the 100,000-tonne warship.

“All of the operations that we do in and around the South China Sea or any of the bodies of water we operate in, there is a function of international law and that is ultimately what we want to recognise,” Koehler said.

Tension between the United States and China over trade and territory under US President Donald Trump has been stepped up of late, with fear in the region that the South China Sea, vital to global trade, could one day become a battleground between the two rival powers.

Philippine ties with China have meanwhile warmed under President Rodrigo Duterte, who has put aside disputes with Beijing and wants it to play a key role in building and funding urgently needed infrastructure, from highways and ports to railways and power plants.

China has long objected to US military operations off its coasts, even in areas Washington insists are free to international passage.

“They (China) certainly have the right to exercise off their coast like we do, nor are they necessarily in charge of our transit cycle, but our deployment’s been planned,” Koehler said.

As the crew in colour-coded uniforms raced to service dozens of aircraft taking off and landing, “handlers” in the flight deck control made sure the deck had enough room for jets to manoeuvre and refuel with the help of a “Ouija board”.

The board has all the models of each aircraft, which are marked with squadron name, model, make, and number of personnel. At any given moment, the flight deck is home to dozens of aircraft and helicopters.

“It is a showcase of the capability of the US armed forces,” Philippine army chief Rolando Bautista said of the demonstration.

“Since Americans are our friends in one way or another, they can help us deter any threat.”

China

Competencia: la UE, los EE. UU. Y la República Popular de China participaron en la Quinta Cumbre Mundial de Regulación Marítima

Publicado

on

El 7 de septiembre, altos funcionarios gubernamentales de la UE, los EE. UU. Y la República Popular de China participaron en la Quinta Cumbre Mundial de Reglamentación Marítima. Entre los participantes se encontraban representantes de las autoridades marítimas y de la competencia responsables de regular el transporte marítimo internacional en las rutas comerciales marítimas más grandes del mundo.

La cumbre cubrió los desarrollos sectoriales desde el inicio de la pandemia del coronavirus, incluidos los desafíos que enfrenta el sector del transporte internacional de contenedores y problemas más amplios de las cadenas de suministro marítimas. Los participantes estuvieron de acuerdo en que la pandemia presentaba a los operadores de compañías navieras, puertos y servicios logísticos desafíos excepcionales, en rutas hacia y desde la UE, así como en otras partes del mundo..

Intercambiaron puntos de vista sobre las respectivas acciones emprendidas por sus jurisdicciones, así como las perspectivas y perspectivas futuras, incluidas posibles acciones para aumentar la resiliencia del sector. La cumbre tiene lugar cada dos años y es un foro para fomentar la cooperación entre las tres autoridades. La próxima cumbre se convocará en 2023 en China.

Anuncio

Continuar leyendo

China

Reimaginando un sistema de la ONU más resistente con Taiwán en él

Publicado

on

Después de más de 200 millones de infecciones y más de 4 millones de muertes y contando, la pandemia de COVID-19 se ha extendido por todo el mundo. Esto ha creado un impacto socioeconómico profundamente devastador en nuestro mundo interconectado, prácticamente ningún país se salvó. La pandemia ha perturbado el comercio mundial, exacerbado la pobreza, obstaculizado la educación y comprometido la igualdad de género, y las naciones de ingresos medios a bajos soportan la mayor parte de la carga. escribe Jaushieh Joseph Wu, Ministro de Relaciones Exteriores de la República de China (Taiwán) (en la foto, abajo).

Mientras muchos países se preparan para otro pico del virus, provocado por la variante Delta altamente contagiosa, el mundo espera que las Naciones Unidas (ONU) intensifiquen los esfuerzos integrales para resolver la crisis, garantizar una mejor recuperación y reconstruir de manera sostenible. Esta es una tarea desalentadora que requiere todas las manos a la obra. Es hora de que el organismo mundial dé la bienvenida a Taiwán, un socio valioso y digno que está listo para ayudar.  

En los últimos meses, Taiwán, como muchos otros países, ha estado lidiando con un aumento de casos de COVID-19 después de casi un año de éxito en la contención del virus. Sin embargo, logró controlar la situación y emergió aún más dispuesto a trabajar con aliados y socios para abordar los desafíos planteados por la pandemia. La respuesta eficaz de Taiwán a la pandemia, su rápida expansión de la capacidad para satisfacer la demanda de la cadena de suministro global y su asistencia sustantiva hacia los países socios de todo el mundo hablan del hecho de que no faltan razones de peso para que Taiwán desempeñe un papel constructivo en la Sistema de la ONU.

Anuncio

Sin embargo, bajo la presión de la República Popular China (RPC), la ONU y sus agencias especializadas continúan rechazando a Taiwán, citando la Resolución 1971 (XXVI) de la Asamblea General de la ONU de 2758 como base legal para esta exclusión. Pero el lenguaje de la resolución es muy claro: simplemente aborda el tema de la representación de China en la ONU; no se menciona el reclamo chino de soberanía sobre Taiwán, ni se autoriza a la República Popular China a representar a Taiwán en el sistema de la ONU. El hecho es que la República Popular China nunca ha gobernado Taiwán. Esta es la realidad y el statu quo en los dos lados del Estrecho de Taiwán. El pueblo taiwanés solo puede estar representado en el escenario internacional por su gobierno elegido popularmente. Al equiparar falsamente el lenguaje de la resolución con el “Principio de una sola China” de Beijing, la República Popular China está imponiendo arbitrariamente sus puntos de vista políticos a la ONU.

El absurdo no termina ahí. Esta exclusión también obstruye la participación de la sociedad civil de Taiwán. A los titulares de pasaportes taiwaneses se les niega el acceso a las instalaciones de la ONU, tanto para viajes como para reuniones, mientras que los periodistas taiwaneses no pueden obtener acreditación para cubrir eventos de la ONU. La única razón de este trato discriminatorio es su nacionalidad. Prohibir a los miembros de la sociedad civil de Taiwán de la ONU derrota el ideal del multilateralismo, contraviene los principios fundamentales de la ONU de promover el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales y obstaculiza los esfuerzos generales de la ONU.

Durante seis décadas, Taiwán ha brindado asistencia a países socios de todo el mundo. Desde la adopción de la Agenda 2030 de la ONU, se ha centrado en ayudar a los socios a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, más recientemente, participar en la respuesta antipandémica y la recuperación pospandémica. Mientras tanto, en casa, Taiwán ha cumplido sus ODS en materia de igualdad de género, agua potable y saneamiento, y buena salud y bienestar, entre otros. Nuestras soluciones innovadoras basadas en la comunidad están aprovechando las asociaciones público-privadas en beneficio de la sociedad en su conjunto.

Anuncio

Al La felicidad Mundial Informe 2021, publicado por la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible, clasificó a Taiwán como el más feliz de Asia Oriental y el puesto 24 del mundo. La clasificación indica cómo se siente la gente de un país sobre el apoyo social que recibe y refleja en gran parte la implementación de los ODS por parte de un país. Taiwán está dispuesto a transmitir su experiencia y trabajar con socios globales para construir un futuro mejor y más resistente para todos.

En un momento en que el mundo está haciendo sonar el clamor de las acciones climáticas y para lograr emisiones netas de carbono cero para 2050, Taiwán está trazando activamente una hoja de ruta hacia el objetivo y ha redactado una legislación específica para facilitar este proceso. El cambio climático no conoce fronteras y los esfuerzos concertados son imprescindibles si queremos un futuro sostenible. Taiwán lo sabe y está trabajando en las mejores formas de convertir los desafíos de la reducción de carbono en nuevas oportunidades.

En su juramento al cargo en junio de este año, el secretario general de la ONU, António Guterres, destacó que la pandemia de COVID-19 ha revelado nuestra vulnerabilidad e interconexión compartidas. Dijo que la ONU, y los estados y las personas a las que sirve, solo pueden beneficiarse de traer a otros a la mesa.

Negar a los socios que tienen la capacidad de contribuir es una pérdida moral y material para el mundo mientras buscamos recuperarnos mejor juntos. Taiwán es una fuerza para el bien. Ahora es el momento de traer a Taiwán a la mesa y dejar que Taiwán ayude.

Continuar leyendo

China

Relaciones UE-Taiwán: los eurodiputados presionan por una asociación más sólida

Publicado

on

En un nuevo informe adoptado el miércoles (1 de septiembre), los eurodiputados de la Comisión de Asuntos Exteriores abogan por unas relaciones más estrechas y una asociación más fuerte entre la UE y Taiwán guiada por la Política de Una China de la UE, DESASTRES.

También elogian a Taiwán como un socio clave de la UE y aliado democrático en el Indo-Pacífico que contribuye a mantener un orden basado en reglas en medio de una rivalidad cada vez mayor entre las grandes potencias de la región.

Preparar el terreno para un nuevo acuerdo bilateral de inversión

Anuncio

Para intensificar la cooperación, el texto enfatiza la necesidad de comenzar urgentemente una “evaluación de impacto, consulta pública y ejercicio de alcance” sobre un Acuerdo Bilateral de Inversión (BIA) UE-Taiwán. Los eurodiputados destacan la importancia de las relaciones comerciales y económicas entre las dos partes, incluso en asuntos relacionados con el multilateralismo y la Organización Mundial del Comercio, tecnología como 5G, salud pública, así como la cooperación esencial en suministros críticos como los semiconductores.

Profunda preocupación por la presión militar china contra Taiwán

En otra nota, el informe expresa una gran preocupación por la continua beligerancia militar, la presión, los ejercicios de asalto, las violaciones del espacio aéreo y las campañas de desinformación de China contra Taiwán. Insta a la UE a hacer más para abordar estas tensiones y proteger la democracia de Taiwán y el estatus de la isla como un socio importante de la UE.

Anuncio

Los eurodiputados insisten en que cualquier cambio en las relaciones entre China y Taiwán a través del Estrecho no debe ser unilateral ni contra la voluntad de los ciudadanos taiwaneses. También emiten un severo recordatorio de la conexión directa entre la prosperidad europea y la seguridad asiática y de las consecuencias para Europa si un conflicto se extendiera mucho más allá del ámbito económico.

El texto, que también aborda una serie de otros aspectos y recomendaciones relacionados con las relaciones UE-Taiwán, se someterá ahora a votación en el pleno. Fue aprobado por 60 votos a favor, 4 en contra y 6 abstenciones.

“El primer informe del Parlamento Europeo sobre las relaciones UE-Taiwán envía una fuerte señal de que la UE está lista para mejorar su relación con nuestro socio clave Taiwán. La Comisión debe ahora intensificar las relaciones entre la UE y Taiwán y buscar una asociación reforzada integral con Taiwán. El trabajo en una evaluación de impacto, consulta pública y un ejercicio de alcance sobre un Acuerdo Bilateral de Inversión (BIA) con las autoridades taiwanesas en preparación para las negociaciones para profundizar nuestros lazos económicos debe comenzar antes de fines de este año ”, dijo el relator. Charlie Weimers (ECR, Suecia) después de la votación.

Más información 

Continuar leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias