Contáctanos

Mercado sencillo

Quo Vadis, ¿política de cohesión? El desarrollo regional en Europa en la encrucijada

COMPARTIR:

Publicado

on

By Thomas Schwab, experto en economía europea de Bertelsmann Stiftung, una fundación no partidista con sede en Gütersloh, Alemania.

La política de cohesión, piedra angular del desarrollo regional de Europa, se encuentra en una encrucijada crucial. Durante décadas, ha sido fundamental para reducir las disparidades económicas, sociales y territoriales en toda la UE. Sin embargo, los desafíos recientes exigen atención y adaptación urgentes.

En primer lugar, la Política de Cohesión opera en un panorama global cambiante. La invasión rusa de Ucrania intensificó la competencia comercial mundial y la apremiante necesidad de abordar el avance del cambio climático ha introducido nuevas prioridades. Estos cambios afectan a las regiones de manera desigual y plantean cuestiones esenciales sobre el equilibrio entre eficiencia y equidad. Básicamente, el desafío radica en distribuir los beneficios de manera justa y al mismo tiempo compartir los costos de manera equitativa. La política de cohesión, basada en el compromiso de la UE de hacer que el mercado único sea beneficioso para todos, debe evolucionar para satisfacer estas nuevas demandas globales.

Desde el punto de vista financiero, la Política de Cohesión es importante: representa alrededor de un tercio del gasto de la UE y sigue de cerca a la Política Agrícola Común (PAC). Dado que las prioridades emergentes requieren fondos y las existentes, como la transición verde, carecen de fondos suficientes, la competencia por los recursos financieros de la UE se está intensificando. Esta situación plantea cuestiones críticas sobre la eficacia de la política de cohesión y la capacidad de las regiones para aprovechar al máximo los fondos de cohesión. A pesar de los éxitos notables, particularmente en Europa Central y Oriental, la Política de Cohesión debe demostrar continuamente su relevancia.

Es necesario mejorar el diseño de la política de cohesión. El Fondo de Recuperación y Resiliencia (FRR), inicialmente una herramienta de respuesta a la crisis, ha surgido como un nuevo actor en el desarrollo estructural, hasta 2026. Muestra un enfoque más centralizado, evitando la gobernanza multinivel y la participación de las partes interesadas regionales y enfatizando la presupuestación basada en el desempeño. con condicionalidades ex ante. Si bien ofrece lecciones valiosas, aún está pendiente una evaluación integral del impacto del MRR. No obstante, existe presión para integrar la presupuestación basada en el desempeño y otros elementos en la Política de Cohesión para aumentar su eficacia.

La política de cohesión también debe crear más sinergias con otras iniciativas de la UE. El principio de cohesión va más allá de la política de cohesión. Equilibrar la equidad y la eficiencia es un desafío que atraviesa diversas políticas. Por ejemplo, fomentar la innovación implica elegir entre apoyar a centros de investigación líderes en regiones desarrolladas o desbloquear el potencial en áreas menos desarrolladas. La transición a la energía verde también promete reducir las disparidades, lo que la hace intrínsecamente coherente al pedir alineación de políticas.

Anuncio

Además, una mejor integración de los programas nacionales de desarrollo regional con la política de cohesión de la UE puede maximizar el impacto y la eficiencia.

Las próximas semanas y meses serán decisivos. El 18 de junio, el Consejo de Asuntos Generales debatirá la Política de Cohesión, seguido de las deliberaciones del Consejo Europeo sobre la agenda estratégica para 2024-2029 los días 27 y 28 de junio. Estas reuniones darán forma al futuro del desarrollo regional en toda la UE. Con la toma de posesión de una nueva Comisión en otoño y las negociaciones para el próximo Marco Financiero Plurianual (MFP) que comenzarán el próximo año, la Política de Cohesión estará en la vanguardia de los debates políticos.

La política de cohesión y, por tanto, el desarrollo regional en Europa, se enfrentan a momentos cruciales. Las próximas decisiones del Consejo Europeo marcarán el camino para el futuro de esta política. Una Política de Cohesión mejorada con una misión clara, un diseño mejorado y una base financiera sólida puede ser fundamental para los esfuerzos de la Unión Europea por superar los desafíos globales, mejorar su posición en el mundo y servir como columna vertebral de la integración europea, como se pretendía desde su comienzo.

Comparte este artículo:

EU Reporter publica artículos de una variedad de fuentes externas que expresan una amplia gama de puntos de vista. Las posiciones adoptadas en estos artículos no son necesariamente las de EU Reporter.

Tendencias